Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos.



sábado, 19 de junio de 2010

Hasta siempre Saramago.


Pensar, pensar.


"Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte".


El 2003 dijo que no escribía, como lo pudieran decir otros autores, por amor, “(…) sino por desasosiego; escribo porque no me gusta el mundo donde estoy viviendo"


"Antes nos gustaba decir que la derecha era estúpida, pero hoy día no conozco nada más estúpido que la izquierda" (2007).


"Disentir es uno de los derechos que le faltan a la Declaración de los Derechos Humanos" (2009)


"Ser comunista, socialista, o tener cualquier otra ideología es una cuestión hormonal" (1999)


Doce años antes de su muerte, José Saramago, dibujó con palabras cómo se la imaginaba:


"Espero morir como he vivido, respetándome a mí mismo como condición para respetar a los demás y sin perder la idea de que el mundo debe ser otro y no esta cosa infame" (1998)


Ojala donde esté encuentre algo mejor que el mundo que ha dejado, a nosotros nos quedan sus libros.

4 comentarios:

La Tita Susana dijo...

Una vez Saramago dijo “dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos.”
El fué sin duda un hombre y un escritor excepcional.

Hasta siempre.

Lamamy dijo...

Yo también lo creo tita.

Muchas gracias.

Un besazo.

Elpapy dijo...

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay otros que luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay quienes luchan toda la vida, esos son imprescindibles.” Bertolt Brecht

A José Saramago.

Te has ido como viniste, en la sencillez estaba tu grandeza. Y en la grandeza tu humanidad. Comprometido en la lucha contra las miserias de este mundo y las causas que la generan. Que desde su pesimismo militante decía:

“Sí, soy pesimista, pero yo no tengo la culpa de que la realidad sea la que es”

Y desde esta toma de conciencia de su actitud frente a la realidad humana defenderla del lado negativo de los pensamientos optimistas:

"Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay."

Su visión crítica no era nada dogmática y fue bastante crítico con la izquierda sectaria, también denuncio en numerosas ocasiones, como en la crisis actual, la ausencia de los referentes de la izquierda por parte de partidos o sindicatos. No por ello dejo de ser un comunista y un firme defensor de los intereses de los más desfavorecidos.: “A veces he reflexionado sobre el hecho de que yo siga siendo comunista. Por supuesto lo soy y no me imagino a mí mismo siendo algo distinto”. Su militancia le llevo a pertenecer al Partido Comunista Portugués desde 1969.

Intelectuales de la talla de Saramago son por su conocimiento y por su gran influencia de masas referentes ineludibles que constituyen una fuerza social sin cuya participación es imposible lograr una transformación revolucionaria del mundo.

“Las miserias del mundo están ahí”, apuntaba Saramago en uno de sus innumerables escritos. Desde este punto de partida valorar en su persona como al contrario de lo que habitualmente las personas prestamos atención a la riqueza, a esa admiración por las grandes fortunas su percepción del mundo era todo lo contrario a la riqueza: la miseria. Ojala cundiera el ejemplo y entre el resto de intelectuales seleccionaran la miseria como punto de partida, si fuera así, los discursos sobre la urgente y necesaria transformación social del mundo serían dominantes y la gente no viviría tan enajenada ni seria tan complaciente con el capitalismo.

Lamentablemente llego tu tiempo. Nos dejas en el peor de los momentos, huérfanos y a la deriva en esta mar embravecida que amenaza con ahogar a toda la humanidad. Dejas apagado uno de los pocos faros que en estos tiempos nos sirven de guía ahora que estamos tan perdidos, sin rumbo. Pero como la de otros tantos su luz en el horizonte continuara viéndose, con dificultad pero siempre ahí. Como esas estrellas a años luz que pese a su natural muerte siguen iluminando nuestro cielo por miles de años, nuestros sueños, nuestro futuro.

Su ética humanista, su compromiso con los más desfavorecidos y su manifiesto antiimperialista nos obliga a mentarlo y recordarlo como un revolucionario ejemplar.

Muito obrigado, José.

Lamamy dijo...

Ahora tenemos que seguir luchando los que estamos !!!

Gracias Papy, sabía que no nos fallarías aquí, tus niñas tienen que saber quien era ese tal "Saramago".

Un beso.

 
Template by suckmylolly.com - header candies by Tayoindesign